diumenge, 27 de novembre de 2016

Bárbara Fernández





BÁRBARA FERNÀNDEZ

Alumna del CEPA Pitiüses des del curs 2013-14.
ESPA



Hola queridos compañeros. 
Me llamo Bárbara Fernández y tengo 21 años. Trabajo en el sector de la limpieza desde hace dos años y por las tardes estudio en la escuela de adultos CEPA Pitiüses. 

Soy una persona a la que le gusta mucho el deporte. Este verano aprendí a hacer surf y ahora estoy en un equipo de fútbol. 
Empecé desde muy pequeña a hacer deporte, prácticamente con 4 años.
Tengo un carácter tranquilo, soy simpática y muy payasa, pero también tengo mucho carácter. Ah, y soy muy perfeccionista en algunas cosas. Viví en Ibiza hasta los 7 años. A esa edad me fui a vivir con mis padres a Alicante junto a la familia de mi madre. A los 17 años volví a venir a la isla y a día de hoy vivo con mi padre y hermanos. Me gusta pasar mi tiempo libre con la familia y sobre todo con amigos y amigas. Me encanta ir al campo a hacer torradas y viajar a otros lados para ver cosas diferentes -no todo tiene que ser siempre tan monótono-.

Mi misión este año es aprobarlo todo y sacarme la ESO. Me gustaría mucho aprobar también el bachiller y estudiar para maestra de infantil. Siempre me han gustado los niños. Tienen algo que los jóvenes y adultos perdemos con los años. Me refiero a humildad y, sobre todo, ilusión. Los niños se emocionan y sonríen a cada minuto y eso es algo que no se debería perder. 

Hay otra cosa más que me gustaría compartir y es que todos en esta vida tenemos una pasión o una obsesión. Pues bien, la mía es la escritura, escribir todo tipo de historias. Cuando escribo me emociona describir todo tipo de detalles y cómo suceden las cosas. Me gusta hacer que el lector se meta por completo en la historia y que viva lo que lee. Empecé a escribir en verdad porque el profesor de Castellano nos obligaba en Primaria a hacer las típicas redacciones. Entonces era pequeña y nunca me lo tomé como algo serio. Hasta que un día nos tocó hacer un cuento de Navidad. Yo tenía 11 años y lo hice de tres páginas. Una vez que terminó de leerlo me dijo:

-Si trabajas duro podrás ser escritora, pero hay que trabajar muy duro y mucho.

Eso se me ha quedado grabado. Gracias a él me empezó a gustar escribir y a día de hoy es mi medicina. Así es que, con mucho cariño, os dejaré algunos de mis textos. Espero que os guste. ¡Gracias!


Per saber-ne més


LA SUERTE

29 DE SEPTIEMBRE 2005

Suena el despertador: ring ring, 7:00 de la mañana. Michael Hitch se levantó de un salto, se aseó y cogió su traje; selecciono su corbata favorita y se hizo un nudo Windsor. Agarró su maletín y se dirigió a su oficina para encontrarse con sus compañeros del bufet de abogados.

Michael era matemático, calculador y estaba obsesionado con su trabajo. Desde pequeño era pobre y se las ingenió para ser como su padre. Quería ser uno de los mejores abogados de Londres, tener una casa bien bonita y una gran familia. Hace 4 años se peleó con su padre. Le culpaba de la muerte de su madre en un accidente de coche que tuvieron los dos. Desde entonces no sabe nada de él.

10 DE OCTUBRE 2005

Michael recibió una llamada del hospital. Su padre estaba a punto de morir a causa de la leucemia, cosa que no le había contado a nadie. Michael estaba desesperado, no sabía qué hacer, así que salió de su oficina y se dirigió al hospital. Miró a su padre con ojos de melancolía. Brook cogió a su hijo de la mano.

-Quiero darte un consejo: no seas igual que yo, yo era así y perdí lo que más quería por la maldita agonía. 

Michael no pudo decir ni una sola palabra, y con lágrimas y un lo siento que salía de sus ojos vio cómo poco a poco se iba de este mundo.

10 DE OCTUBRE 2005, 12:00 de la noche

Desde afuera no se oía a nadie, parecía que el mundo estuviese de luto. Abrió la puerta de su casa y encontró una nota en el refrigerador.

-Lo siento, mi amor, pero no podemos seguir, yo quiero a alguien que esté a mi lado. P.D te quiero.

¡¡¡¡¡Plashh!!!!! Sus rodillas cayeron al suelo, se dio cuenta que por su egoísmo lo había perdido todo.

TRES AÑOS DESPUES

Michael tenía unos grandes ahorros guardados; así que dejó su bufet de abogados e hizo algo que era el sueño de su mujer y él.

Abrió una pastelería y repostería. Parecía que la suerte estaba de su lado. La tienda le iba genial. Lo curioso es que le había puesto el mismo nombre que su mujer, Lindsey Smith. La verdad solo espera al destino.

2 DE ENERO 2008, 10:30 de la mañana

Se abre la puerta, Michael se gira; una mujer alta con el cabello rubio como el oro y bien vestida se paró delante de él.

La miró, no se dijeron nada, sus miradas eran las mismas de aquella tarde en la cafetería Black and Blue.Y entonces supo que a veces la suerte está de nuestro lado y que equivocarse no significa el final.


Concurs literari Dia del llibre 2014
Accésit en castellano (categoría B) 

MI VIAJE, SU VIAJE

Llevaba mucho tiempo planeando este viaje, no sabía cómo, ni dónde, ni en qué hora. Pero lo sabía.

Antes de marcharse, se miró al espejo, con una sonrisa, pero su alma desprendía anhelo. Veía a ese hombre de ojos saltones, postrado en esa cama. Se echó el perfume de él. También cogió su sudadera y se la puso. Y antes de salir le dejó una carta con una rosa negra. La carta decía: “lo siento, te amo”.

Sería bonito que os contase lo que había escrito. Pero entonces la magia se iría. Porque los mejores momentos de nuestras vidas ocurren en la cama: “el nacimiento, el amor, la escritura… y la muerte”.

NACER Y MORIR

Una luz me iluminaba. No veía quién era. Solo recuerdo que lloraba. No quería salir de aquel lugar en el que estaba tanto tiempo. Pero al final tenía que ver el mundo. Siempre viví intensamente. No he querido guardar cada momento como una fotografía.
Pero nunca olvidaré aquel día que anhelaba no salir. Ahora os puedo decir que no quiero irme. Porque igual que la vida nos da el privilegio de vivir, también nos lo arrebata.
Y es que llevaba mucho tiempo planeando este viaje. “Nacer con lágrimas y morir con una bella sonrisa”.





2 comentaris:

  1. Me han encantado tus relatos, breves pero con la capacidad de darnos a entender una gran historia detrás de ellos.
    No dejes nunca de escribir Bárbara, dices que para ti es una medicina, sin embargo para quienes lo leemos, es un hermoso regalo. Gracias.

    ResponElimina
  2. Enhorabuena compañera, tus relatos son muy entretenidos.

    ResponElimina